lunes, 1 de septiembre de 2014

CUIDAR NUESTRO PH: LA CLAVE PARA ESTAR SANO

Publicado por Lola


Medirnos el pH y hacer lo necesario para que esté en buen equilibrio es una de las mejores herramientas que tenemos para prevenir enfermedades y mantenernos sanos y llenos de energía y vitalidad

Si tu cuerpo se vuelve ácido estás creando la mejor base para que surjan enfermedades, problemas de huesos, de tiroides, para que retengas grasa y aceleres el proceso de envejecimiento.  El exceso de acidez es una condición que estresa y debilita el cuerpo humano. Si quieres salud y juventud sigue leyendo…




DEFINICIÓN


Empecemos por el principio: ¿Qué es el pH?. Las sigla pH significa "potencial hidrógeno", "potencial de hidrógeno" o "potencial de hidrogeniones".

El pH se define como una medida de acidez o alcalinidad de una disolución. El pH indica la concentración de iones de hidronio [H3O+] presentes en determinadas sustancias.


La escala de pH típicamente va de 0 a 14 en disolución acuosa, siendo ácidas las disoluciones menores a 7 y alcalinas las que tienen PH mayores a 7. El pH=7 indica la neutralidad de la disolución ( cuando el disolvente es agua).

Probablemente te suene la palabra pH en relación a publicidad de champús o cremas. En productos de aseo y limpieza, se suele hacer uso del término pH neutro, debido a las características de la piel humana la neutralidad hace referencia a un pH de 5,5. Un pH 5,5 es no agresivo al entrar en contacto con nuestra piel.

En este caso hemos decidido centrarnos en el pH de la sangre. El margen que nuestro cuerpo lucha por mantener en su sangre está entre 7,35 y 7,45 ligeramente más alcalino que el agua pura. El ideal está en 7,365.


Si el pH de tu sangre baja por debajo de 7,35, hablamos de acidez. Si sube de 7,45 el resultado es alcalinidad. Ninguno de los dos estados es bueno para nuestra salud y nuestro cuerpo, lo ideal es el equilibrio. 





Según explica el Dr Robert O. Young en su artículo sobre la importancia del Ph en la salud Humana. La acidez hace que tu sangre se vuelva más espesa, coagule y que le resulte más difícil circular. Los capilares se bloquean y mueren y las piel al estar carente de la circulación de sangre “sana” comienza a perder elasticidad y a arrugarse. Sin el equilibrio adecuado entre acidez y alcalinidad, cada parte de nuestro cuerpo tiene que trabajar mucho más duro para mantener la salud y el correcto nivel en la sangre de pH.

El mineral de yodo es necesario para el correcto funcionamiento de la glándula tiroidea, pero nuestra tiroides sólo es capaz de asimilarlo si estamos en correcto equilibrio de pH. La acidez por tanto está relacionada con problemas de tiroides y estos a su vez con artritis, problemas de corazón, diabetes, depresión y fatiga. 

Un cuerpo ácido siempre está hambriento de calcio y por ello la acidez tiene mucha relación con los problemas de huesos.

Si te volvieses extremadamente ácido, podrías incluso caer en coma o morir. 

El exceso de acidez hace que el cuerpo tenga que pedir prestados minerales alcalinos ( como sodio, calcio, potasio y magnesio)  de los órganos vitales y de los huesos para  realizar los procesos necesarios para neutralizar la acidez . El ácido es expulsado del cuerpo a través de 4 canales la respiración, la orina, la defecación y el sudor. Como resultado el cuerpo puede sufrir severa y prolongada “corrosión” debido al alto grado de acidez. La acidez puede pasar años inadvertida.

Como dice muy bien el señor Baroody “Demasiada acidez en el cuerpo es como tener poco aceite en el coche"

Para que te hagas una idea una lata de coca cola tiene un nivel de pH de 2,5 lo que supone que se necesitarían 32 vasos de agua “neutra” para equilibrar esa bebida.

Muy pocos somos capaces de deshacernos de los ácidos que creamos por lo que comemos, el estrés y por el funcionamiento de nuestro propio metabolismo. De todos los factores que causan acidez,  el estrés, es el peor.


¿Qué hacer entonces? Para restaurar el pH hay que vivir, comer y pensar sano. Dieta y estilo de vida. 






MI EXPERIENCIA 


La primera vez que escuché hablar del tema de alcalinidad fue a Tony Robbins durante un seminario Unleash the Power “ Libera tu Poder”. Es un curso de crecimiento personal de 3 días. Tony dedica el tercer día al tema de la salud. 

Él fue el primero que me explicó el concepto de equilibrio y de la necesidad de una dieta donde el 75 al 80 % de lo que ingiriésemos fuese alcalino: verduras ( sobre todo las verdes), ciertas frutas( aunque no en exceso y siempre entre comidas) y frutos secos  y mucha agua entre comidas. También fue el primero al que escuché hablar de la alcalinidad del agua, de la necesidad de medir la calidad de la misma.
Explicaba que la carne, especialmente la roja, el azúcar, la comida procesada y la comida rápida, las pastas refinadas, las bebidas alcóholicas, las sodas ( coca-cola) etc y el café generan acidez.

Tony Robbins proponía hacer un detox para recuperar la energía alcalinizando el cuerpo. 

Después de escucharle me quedé muy intrigada con el concepto de alcalinidad. Y decidí hacer un experimento. Escuchar a mi cuerpo, estudiarlo. 

Compré tiras de medir pH que permiten ver en que nivel te encuentras. Es muy fácil de utilizar, se mide con la saliva o la orina

Yo cada vez que iba al baño me media. Fui observando mi cuerpo durante aproximadamente 3 meses sin cambiar mis hábitos y llegué a las siguientes conclusiones sobre mi cuerpo: 
  • El dormir una siesta sube mi pH
  • El comer sopa de espinacas sube mi pH 
  • Si como varios días sano mi pH mejora de forma significativa
  • Mi cuerpo es mucho más ácido si bebo alcohol sólo, que si bebo la misma cantidad de agua que de alcohol. Es decir mi cuerpo prefiere que cuando bebo alcohol beba cuanta más agua mejor
  • El estrés en el trabajo, un meeting complicado, una discusión … bajan mi pH y suben mi acidez
  • Hacer el amor sube mi pH 
  • El ejercicio físico depende, si es suave sube mi pH, pero si es muy fuerte  baja mi pH y me genera acidez. 
  • Reírme o quedar con las amigas sube mi pH.
  • El alcohol duro, "copas", baja mucho mi pH, mi cuerpo necesita mucho tiempo para neutralizarlo y salir de la acidez 
  • Las ensaladas, verduras verdes… suben mi pH 
  • Meditar sube mi pH
  • Caminar por la montaña, oler flores sube mi pH 
  • Bañarme en el mar tranquilamente sube mi pH









MIS CONCLUSIONES


Cambié muchos hábitos, dejé de tomar copas los sábados noche, y tomo cerveza o vino que asimila mejor mi cuerpo siempre con un vaso de agua al lado. Cuando tengo estrés procuro compensar comiendo más sano o durmiendo siestas. Cuando hago deporte vigilo mis pulsaciones. Tomo muchos más purés de verduras: de acelgas, de espinacas, de puerros.  Y bebo más agua. 
Además me tomo pastillas de hierba prensada orgánica ( wheat grass), para ayudar a mi cuerpo a alcalinizarse. 

Yo os recomiendo hacer el experimento, conoceros. Alcalinidad es energía. ¿ Quién no quiere sentir más energía en su día a día? 




No hay comentarios:

Publicar un comentario